Tips para lograr una auténtica relación con tu hijo adolescente

Ser adolescente es una etapa importante por la cual los hijos indiscutiblemente pasaran y con ella vienen muchos cambios, preguntas, dudas, inseguridades y hasta miedos, experimentados no solamente por los padres, sino también por los propios adolescentes. Para los padres es importante saber y tener la certeza de que su hijo adolescente esté bien, sea feliz y como padre encontrarse apoyándolos en estos nuevos cambios que experimentaran, así como también luchar para lograr tener una buena y auténtica relación con su hijo/a adolescente.

Para comenzar a transitar hacia ese camino de lograr la relación auténtica con los hijos, los padres necesitan dos cosas:

  1. Tener una buena relación con ellos mismos, lo que implica conocerse, estar viviendo en autenticidad, es decir en ser quienes son en todos los ambientes de sus vidas. (Porque recuerden que los hijos ven, observan, aprenden y hasta repiten los comportamientos de sus padres).
  2. Tomar el tiempo necesario para estudiar, documentarse, leer lo que esta escrito sobre la adolescencia, lo que les permitirá un mejor entendimiento y comprensión de su hijo/hija adolescente. No es lo mismo saber diferenciar un acto de rebeldía, de un comportamiento que significa la búsqueda de independizarse y de que se escuchen sus pensamientos e ideas.

Las buenas, auténticas y efectivas relaciones entre los seres humanos no solo dependen de un buen dialogo y comunicación entre ellos, sino también de aspectos relevantes como la escucha activa, la comprensión, la honestidad, evitar asumir ideas y pensamientos, claridad, objetividad y equilibrio emocional.

Partiendo de esto quiero compartir con ustedes padres, algunos Tips para que puedan lograr una auténtica y verdadera relación con su hijo adolescente

  1. Identifica y conoce tus propias emociones para que puedas acompañar y ayudar a tu hijo a identificar, conocer sus emociones, ya que estas son parte vital del ser humano. De su gestión depende mucho poder lograr las buenas relaciones.

En consecuencia, tu hijo podrá abrirse, tener la confianza de decirte cómo se siente, poner nombre a esa emoción o emociones, incluso no solo hablarte de situaciones que pueda estar experimentando con otras personas, sino también de cómo se siente con relación a ti.

  1. Trabaja cada día en la escucha sincera: esto quiere decir que escucharas a tu hijo, y en caso de sentirlo, controlar la necesidad inmediata de hacer una corrección, o llamarle la atención, o darle algún consejo o recomendación que no te ha pedido.

Los adolescentes muchas veces lo que necesitan es solo la escucha sincera de sus padres, sin sermones o consejos.

  1. Empatiza con tu hijo/a: es importante que puedas antes de reaccionar a situaciones o comportamientos de tu hijo adolescente, tomar un momento para tratar de empatizar con él y lo que ocurrió, incluso para lograrlo puedes recordar tus propias experiencias como adolescente.
  2. Expresa tus sentimientos desde el amor: no es lo mismo que le digas a tu hijo/a adolescente un gran sermón sobre alguna conducta irresponsable que causo mucha preocupación en ti, a que le digas sin gritos, los momentos de angustia que viviste, el hecho de que estas molesto o molesta porque eso que paso.

Cuando lo haces de esta manera obtienes mejores resultados.

  1. Dale la oportunidad a tu hijo/a adolescente: de involucrarse en decisiones importantes que deben tomarse como familia, dale la oportunidad de expresar su opinión, de escucharlos, de reconocer, valorar su opinión y lo importante que es para ti.
  2. Ser congruente entre lo que se dice y lo que se hace: esta herramienta es fundamental para lograr establecer una relación basada en la autenticidad, pues en ella muestras que eres una persona verdadera, a la cual le interesa sinceramente el bienestar y la relación con su hijo/a.

Esta congruencia está relacionada:

Exigir respeto cuando tú mismo no lo das.

Exigir sinceridad en sus palabras, cuando tú mismo/a no hablas con sinceridad y ocultas cosas.

Hablar sobre la importancia del dialogo, cuando tu hijo/a quiere hablar contigo y no te muestras dispuesto/a o estas muy ocupado/a.

 Todo en la vida se puede lograr si se hace un compromiso verdadero, si quieres lograr ser mejor padres para tus hijos, nada te lo impide. HAZLO!

Recuerda:

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba