La comunicación no verbal y su impacto en los hijos

 
La comunicación es fundamental, importante y siempre está presente en las relaciones humanas. En el caso de las familias tiene igual  o mayor importancia ya que es el proceso mediante el cual sus miembros transmiten mensajes, intercambias ideas o expresan emociones.

Cuando uno madre está embarazada el proceso de comunicación con esa criatura que está en el vientre no comienza cuando esta nace sino desde el momento que la madre lo lleva en su vientre donde a través de la palabra, de las caricias ambos se comunican, y no solo la madre sino también el padre.

Ese proceso de comunicación va transmitiendo amor, afecto, cercanía a ese pequeño o pequeña bebe que pronto llegara al mundo donde el vínculo se hará más estrecho y afectivo.

Así como la comunicación comienza a darse desde ese momento esta se puede expresar de dos maneras; esta la comunicación verbal a través de la cual se transmiten los mensajes o emociones por medio del lenguaje es decir de las palabras, y esta la comunicación no verbal la cual utiliza el cuerpo y sus gestos para enviar y transmitir mensajes a los hijos.

La mayor parte de lo que comunicamos es no verbal es decir a través de los gestos, del lenguaje corporal por lo que es importante como padres ser conscientes de que muchas veces podemos estar diciéndole algo a nuestro hijo que entendemos es bueno y talvez estamos haciendo una mueca de disgusto lo cual trae confusión al niño o en otro caso podemos decirle te quiero y no estar mirándolos en ese momento o estar distraído con otras cosas.

Y  es  en este punto donde los padres deben tener cuidado  ya que si el lenguaje corporal habla más que las mismas palabras que pasara con los niños que usualmente pueden ver a sus padres lejanos, cansados, sin deseos de estar cerca, jugando con ellos sin ánimos de hacerlo o desganado o peor aún, los padres que no prestan atención a sus hijos cuando estos les hablan o le piden algo muchas veces por estar con la atención en el celular, la computadora, la Tablet, el periódico.

¿Qué comienzan a pensar estos niños cuando sus padres emiten estas conductas?

¿Estarán recibiendo un mensaje de no me interesas o tengo cosas que hacer más importantes que tú?

Para ayudarte como padre a ser más consciente de tu lenguaje no verbal y puedas conocer un poco más sobre lo que tus gestos pudieran estar diciendo quiero compartir contigo lo elementos esenciales de la comunicación no verbal:

  1. Postura del Cuerpo: es importante como está posicionado tu cuerpo en el momento en que tu hijo está compartiendo contigo, hablando, interactuando. Por ejemplo si estas sentado de forma desganada, de frente, de lado. Con tu hijo/a es importante que al momento de relacionarse tu postura este derecha, fija o de frente a él, esto indica que le estas prestando atención. Por ejemplo si son niños pequeños ponerte de rodillas y estar a su altura, si es adolescente sentarse uno frente al otro de frente.
  2. La cara: es una de las mayores fuentes de transmisión de mensaje del cuerpo la cual muchas veces no se puede controlar y no por qué no lo quieres hacer sino porque a través de ella se expresan muchas emociones. Aquí la clave está en que estés consiente mientras estés con tu hijo/a de la emoción que estas experimentando si estás muy enojado por ejemplo es muy probable que tu cara exprese enojo o molestia, y es normal que lo experimentes pero que te pases todo el día de esta manera puede llevar a tu hijo a pensar que es el culpable y que lo ha provocado y que lo tanto no es bueno.
  3. La mirada: se refiere a la escucha, a que estas atento, a que prestas atención a lo que hace, a lo que dice. También a través de ella puedes trasmitir rechazo o desaprobación de las conductas de tus hijos. ¿Qué es importante? Que mientras tu hijo te cuente algo lo mires, que si te dice mira papi o mira mami lo mires, que si logro algo nuevo y esta emocionado en enseñártelo lo mires. Que mires o no a tu hijo marcara su vida y muchos aspectos de ella.
  4. Contacto físico: muy importante y algo que los niños incluso los preadolescentes y adolescentes necesitan el contacto físico con los padres es decir las caricias, los besos, abrazos. Cuando existen son una muestra de amor que no tiene comparación, cuando no se dan a los hijos siempre hacen falta y cuando los hijos crecen lo buscan en otras personas. Lo que un padre trasmite a través del contacto físico es el amor más puro que puede existir entre un padre y un hijo.

Este es un tema que del cual talvez no se habla mucho o es tomado en cuenta pero es cual es muy importante para lograr una comunicación afectiva, efectiva y de calidad entre los padres y los hijos.

Como la comunicación es parte vital del proceso de relación de los padres y los hijos conocer la comunicación  no verbal, sus gestos lo que puedes decir o expresar permitirá a las familias ser más conscientes de los que de lo que expresan con su lenguaje no verbal.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba