Cuando los hijos se convierten en Adolescentes

La Familia con hijos adolescentes es una etapa del ciclo vital que vive la familia donde los hijos dejan atrás la infancia y preadolescencia, para vivir una nueva etapa de crecimiento y formación donde los padres deben exponerse a nuevos retos, aprender a cómo tratar a sus hijos adolescentes.

El adolescente tiene un proceso crítico importante que es la formación de su identidad. En esta etapa surge la pregunta ¿Quién soy?

Uno de los retos que deben enfrentar los padres es el trato que dan a sus hijos ya que a veces los tratan como niños pequeños pero en otros momentos los tratan como adultos. En esta parte es importante reconocer que ya no es el niño al cual se le decían las cosas y las obedecía sin hacer preguntas, ahora  es un ser humano que tiene más conciencia de sus emociones, pensamientos y sentimientos.

Otro reto que enfrentan los padres es cambiar la idea de que los adolescentes son un problema y que ellos son responsables de las cosas que pasan. En esta etapa de vida el joven se enfrenta a muchos cambios, no solo el hecho de buscar su propia identidad y de responder la pregunta ¿Quién soy? Sino también los cambios físicos, las relaciones con sus pares,  el cambio en la vinculación con los padres, que ya no es ni será la misma.

Las tareas que se presentan en esta etapa de los padres con hijos adolescentes son:

  1. Flexibilizar los límites: Tratar de ver al adolescente como alguien que está en proceso de cambio, desarrollo y que viene de otra etapa de vida anterior (la niñez). Los límites que estaban establecidos en la niñez deben cambiar y adaptarse a los nuevos cambios del adolescente. Por ejemplo los horarios de estudio, salidas a compartir con los amigos.
  2. Comprender: que no es un adulto, es un adolescente es decir un ser humano en proceso de muchos cambios, un ser humano que busca la independencia, y que en ese proceso se puede ver expuesto a las amistades negativas, los vicios como el alcohol, el cigarrillo, la sexualidad.
  3. Favorecer el proceso de adaptación: a los cambios propios de la edad, hacer todo lo posible por colocarse en el zapato de sus hijos adolescentes, ver lo que ellos ven. Buscar momentos para compartir con ellos, escucharlos, valorar sus acciones y reconocer todas las cosas buenas que realicen.
  4. Respetar sus ideas, opiniones e iniciativas: si como padres tratan de imponer sus ideas, opiniones, y le dicen al adolescente lo que tiene que hacer o lo que debe estudiar, esto traerá como consecuencia que el adolescente se aleje de la familia.
  5. Negociar las reglas: en la etapa que eran niños los padres ponían las reglas y decidían. Pero con los adolescentes no debe ser igual. Si los adolescentes ayudan a definir las nuevas reglas y los límites, para ellos será más fácil respetarlas y asumir las consecuencias de no cumplirlas.

Como padres siempre estará la preocupación por el bienestar de los hijos, por protegerlos del mundo. Pero a veces ocurre que en ese proceso los protegemos tanto que no los dejamos crecer y desarrollarse.

Hoy quiero invitarte a tener una nueva visión de la adolescencia, entendiéndola no como una etapa de problemas, sino como una etapa de aprendizajes tanto para ti como padre, como también para los hijos.

Está en ti decidir si criticarlos o juzgarlos o APOYARLOS Y AMARLOS.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba