5 habilidades para valorarte positivamente

Hay una tendencia muy marcada en muchos seres humanos que les impide darse una valoración positiva como persona, de reconocer que vale y que la valoración que se da debe ser de manera positiva y no en detrimento de su ser.

Si le preguntas a una persona qué piensa de sí misma, o cuáles son sus cualidades y virtudes, es muy probable que se le haga muy difícil contestar, o que tarde mucho tiempo para responder;  o también es probable que comience mencionando elementos negativos, aunque no se lo hayas preguntado.

¿Por qué cuesta tanto entender que somos personas valiosas?
Es probable que sea así porque desde pequeños las personas a nuestro alrededor solo se enfocaban en resaltar lo que hacíamos mal, las cosas negativas, reforzando muy pocas veces o casi nunca nuestras cualidades, virtudes y las acciones buenas y positivas que realizábamos.

En otro punto está la sociedad, quien con los constantes ataques a través de los diferentes medios envían mensajes e ideas sobre temas como el prototipo de  belleza, lo que es bueno y está bien, el estatus que se obtiene al tener tales o cuáles cosas, entre otras cosas que, solo consiguen que te sientas mal sobre ti mismo.

Jerry Minchinton escribió: “Gozar de una buena autoestima significa estar contento con uno mismo y creer que uno merece disfrutar de las cosas buenas que le ofrece la vida al igual que cualquier otro”. Esta frase para mi implica una de las claves para comenzar a trabajar en lograr que nuestra opinión y valor de nosotros mismos sea positivo, y esto se logra como dice Jerry Minchinton estando feliz, alegre y creyéndonos que somos merecedores de todo lo bueno que nos pasa.

Y es partir de esta idea que quiero compartir contigo 5 habilidades para que puedas aprender a valorarte positivamente:

1. Conoce quien eres: Para darle valor a quien eres primero debes conocerte, saber todas las cosas buenas que tienes, tus habilidades, capacidades, virtudes, las cosas que te gustan y las que no, tu visión de la vida, tus metas, tus proyectos, y esto puedes ir haciéndolo en la medida en que te sientes a hablar contigo mismo y escuches tu voz interior, puedes escribir todas estos elementos para que siempre las recuerdes y las tengas claras.

2. Reconócete: una vez que comienzas a conocerte es importante pasar al siguiente paso reconocer el gran ser humano que eres, y esto lo lograrás poniendo todo tu foco de atención en lo grande que eres, en lo que has logrado, en todas las habilidades y virtudes que posees, y mientras más te fijes en esto verás cómo comienzas a ver más cosas en ti de las que pensabas. Cada mañana al levantarte mírate al espejo y exprésate a ti mismo: “me reconozco como un gran ser humano con cualidades y habilidades…” Mientras más lo hagas, más importancia le darás, lo creerás y lo aceptarás.

3. No te juzgues: La autocrítica fuerte y negativa de ti mismo no te permitirá de ninguna manera ver lo positivo en ti, es más, puede llegar incluso a cegarte completamente. Por ejemplo, en la habilidad anterior te invité a reconocerte y hacerlo como una práctica diaria para que no se te olvide, imagínate qué sería de ti si juzgarte fuera un ejercicio constante.
Richard Burton en su frase: «Una palabra hiere más profundamente que una espada», nos deja claro el poder que puede tener esa autocrítica negativa.

4. Acepta que no eres perfecto: es de vital importancia que respetes tus sentimientos, acciones, pensamientos sin sentirte culpable por los errores que cometas, por los obstáculos que no superes, por lo que no salga como tú querías, que entiendas que eres un ser humano imperfecto que puede equivocarse, que lo aceptes y que al hacerlo se vayan los miedos que hay en ti. Al aceptar que no eres perfecto entiendes que tendrás tus momentos de molestia, tristeza y que el vivirlos no indica que no te valores o que debas hacerlo de manera negativa.

5. Tu estas primero: hay una frase de Harry Stack Sullivan,  que dice: «El amor comienza cuando una persona siente que las necesidades de otra persona son tan importantes como las suyas propias”. En esta estrategia es importante que empieces a atender tus propias necesidades, que no te centres primero en los que te rodean sino que seas egoísta y te centres en ti. Esto no quiere decir que te olvidarás de los demás, pero sí quiere decir que TÚ estás primero. Si no te amas, nadie lo hará por ti, si no te conoces, nadie lo hará por ti, si no te valoras de manera positiva nadie lo hará por ti.

Valorarse a sí mismo es principalmente cuestión de elección, si no lo decides no podrás hacerlo, y si lo decides y comienzas a decirte a ti mismo cada día “Yo soy valioso” (y esto te lo aseguro) tendrá un efecto muy positivo en ti.

Si necesitas apoyo sobre el tema de aprender a valorarte y poner en práctica estas estrategias puedes contar conmigo. Puedes escribirme tus preguntas y dudas y con gusto te responderé.

Recuerda que TÚ eres más que digno de valoración.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba